Aquí empieza una serie de historias sobre la logística en la que encontraremos caballeros, enemigos, armas secretas, algún que otro escudero y guerras, muchas guerras.

Nuestro objetivo es explicar de forma amena como nuestro protagonista, Santiago, un caballero del siglo XII que libró gloriosas batallas. Santiago era responsable de logística del abastecimiento de las tropas del ejército Real. A través de sus batallas diarias consiguió conquistar el mundo de la logística.

Retrato del caballero Santiago de los montes de Logis (anónimo s.XII)
 
¿Qué cuento me estás contando?

En cada historia explicaremos las mejores tácticas y estrategias para ganar diferentes tipos de batallas. Queremos inspirar a otros caballeros como tú que luchan cada día en el campo de batalla y hacerles ganar. Esperamos que puedas aprender algo, o al menos, sentirte identificado. Nuestro sueño es ayudarte a ganar las batallas que libras diariamente y convertirte en un caballero poderoso, astuto y eficaz. Un caballero de la Orden del Mono.

Sabemos lo complicado que puede llegar a ser adquirir nuevo conocimiento cuando tu día a día te absorbe. Ni siquiera hablemos de como ponerlo en práctica. Sobre todo, aquellas empresas con mayor dificultad para acceder al conocimiento y la formación de sus trabajadores como seguramente sea la tuya. Para vosotros, caballeros, que lucháis y sufrís las batallas, espero que esto os pueda ayudar.

¿Cómo voy a aprender con un cuento?

Los humanos llevamos miles de años transmitiendo el conocimiento mediante historias cerca de un fuego. Por eso, la educación actual es tan ineficiente para la mayoría de nuestros hijos. Aprender, significa despertar el interés, entender y visualizarse uno mismo en esa situación. No hay mejor manera de hacerlo que contando una historia usando la imaginación.

Si algo bueno tienen las escuelas de negocio es que trabajan basándose en casos de negocio, que no dejan de ser historias que acontecieron a otras personas. Entendiendo qué ocurrió, sacando el jugo a los detalles que hicieron que las cosas fueran bien o fueran un auténtico fracaso. Porque los humanos aprendemos de los errores. Es natural fallar, es sano equivocarse y sobre todo debemos fallar con el objetivo de mejorar.

En definitiva, te dejo con Santiago de los montes de Logis y sus épicas batallas. Te animo a que te suscribas a este blog para no perderte ninguna batalla.

Benet, monje e historiador